Cómo elegir el narrador de tu historia (6): el narrador en los diálogos

Cómo elegir el narrador de tu historia (6): el narrador en los diálogos

Los personajes mandan en la novela. Eso ya lo sabemos, y cualquier intromisión del narrador no es bien vista, pues parte el ritmo de la acción. No obstante, existen trucos para que el lector no se pierda cuando el narrador decide intervenir en los diálogos entre los personajes de la novela.

Primer truco: las acotaciones. Ya sabes, los típicos “dijo, preguntó, respondió”, que leemos de manera inconsciente precisamente por eso, porque ya las tenemos asumidas y casi ni les prestamos atención cuando nos las encontramos en el texto.

¿Qué se puede deducir de dichas acotaciones? Que seas breve a la hora de interrumpir los diálogos si es que lo consideras necesario. Es decir, si usas una acotación, procura que sea mínima, que no haga la lectura demasiado engorrosa, ni mucho menos abuses de ellas a lo largo del mismo diálogo.

Por otro lado, el narrador está para explicar, y si es preciso recalcará lo que ocurre, pero sin necesidad de usar sinónimos de lo que ya ha usado. Por ejemplo, si has utilizado dijo, que no te duelan prendas en repetirlo en lugar de recrearte en sinónimos que obliguen al lector a tirar de diccionario en demasiadas ocasiones.

Asimismo, el uso de vocativos se revela esencial para evitar que el narrador intervenga más de la cuenta en un diálogo, porque nos indican quién está hablando en cada momento o a quién se dirige tal o cual personaje. Eso sí, siempre con moderación, como es lógico.

Y lo más importante de todo: que cada personaje use la manera de hablar que tú consideres oportuna para él. Inventa, crea personajes distintos y con una manera de hablar particular de cada uno. Detalles que enriquecerán la lectura y que, asimismo, el lector agradecerá.

FUENTE: Literautas

Reseña de "Breve intento de explicación del curso y de la continuidad de la historia de la civilización occidental"

31 mayo, 2019

Reseña de "El lamento de los muertos"

31 mayo, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *