Curiosidades de “En el país de los Robots”

Curiosidades de “En el país de los Robots”

En el país de los Robots, de Dianne Zacarías Rodríguez, es un cuento que invita a los niños —y a los no tan niños— a viajar al futuro para conocerse mejor a partir de lo que tienen en el presente. En apariencia, una obra sencilla, pero que encierra una complejidad mucho mayor que te cuenta la misma autora.

Porque el primer capítulo de En el país de los Robots surgió mientras Dianne Zacarías Rodríguez cursaba sus estudios universitarios allá por el año 2004 o 2005 —no lo recuerda exactamente—. «Lo escribí mientras estaba estudiando en la carrera, y está inspirado en una de las ilustraciones que hice en el primer capítulo, es decir, primero hice la ilustración y después pensé en desarrollar una historia sobre ella. Es la ilustración en la que aparece Quilaztli con una antorcha encendida entre libros en forma de aves volando. Ya terminada la historia, realicé las demás ilustraciones del primer capítulo, que utilicé como tema de tesis para titularme de la carrera en Diseño y Comunicación Visual de la UNAM».

Pero, como también comenta, «la historia del primer capítulo del cuento también está influenciada por todo lo que viví y vi en esos momentos en los medios de comunicación: saturación de mensajes publicitarios, algunos con mensajes agresivos; programas de televisión ofensivos y humillantes; música con mensajes agresivos y de tipo sexual; e informativos con noticias bélicas como las de Irak y Nueva York. En la calle también veía saturación de anuncios espectaculares (anuncios publicitarios). Todo eso me hacía sentir hostigamiento por parte de los medios de Comunicación».

En la elaboración y concepción del cuento jugó un papel fundamental su vida como universitaria. «Prácticamente solitaria —apunta—, tenía compañeros que no sentía que fueran sinceros conmigo, habían muchas parejas homosexuales, gays y lesbianas, y percibía que tenían muchos traumas psicológicos. Había un maestro que percibía que manipulaba a los estudiantes, y había otro maestro que me hacía desaires».

En cuanto a los siguientes capítulos de En el país de los Robots fueron escritos después de que Dianne Zacarías Rodríguez se licenciara. «Para ese entonces había notado que los medios de comunicación me seguían, lo noté desde meses antes de titularme. En una ocasión, con la radio encendida, veía mis zapatos nuevos, y en ese momento escuché un anuncio que hacía referencia a mis zapatos. Y pistas de ese tipo ya hacía tiempo que escuchaba, ya fuera por medio de música o de anuncios que me ponían. Me imagino que para que yo me diera cuenta de eso: que había sido utilizada mientras estudiaba. Siendo consciente de eso fue como escribí los siguientes tres capítulos del cuento después de haberme titulado en septiembre, durante los siguientes meses en el 2007. Tres años después ilustré esos otros tres capítulos».

Y te está esperando en las librerías. Por si te animas.

Reseña de "Una vida incompleta"

11 marzo, 2019

Reseña de "Teotecnia. Universo en primera persona"

11 marzo, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *