Curiosidades de “Tres momentos en la vida de un bastardo”

Curiosidades de “Tres momentos en la vida de un bastardo”

Un bastardo como protagonista y un montón de curiosidades por explicar. Las que te sirve el autor de Tres momentos en la vida de un bastardo, Bernardo Domínguez, para que puedas conocer mejor esta novela que relata la vida de Rodrigo, supuesto hijo bastardo del Rey Prudente, Felipe II.

Para empezar, lo importante: el proceso de gestación de esta obra —Tres momentos en la vida de un bastardo—, que narra los mejores momentos de la vida de Rodrigo, supuesto hijo bastardo de Felipe II, que fue entregado en adopción, después del destete, a la familia de un hidalgo portugués en Burgos. «Hay un primer intento de contar “la historia” a través de la correspondencia —ficticia— que se establece entre dos amantes de relumbrón —comenta Bernardo Domínguez—. Ello nos llevaría a conocer a los protagonistas, a la gente más inmediata a ellos, y también los exclusivos lugares por donde se mueven. Poca cosa para recrear un gran argumento».

Pero, «sobre la marcha, cambio de idea —admite el autor—. Me centro en el primer fruto de esos amores, el nacimiento de un hermoso niño. Y su larga vida da sentido, en forma de biografía, al “relato” en tres momentos importantes de su caminar, lo que me permite conocer al sujeto y sus circunstancias, meollo del argumento de la novela»

Una novela en la que cabe destacar a algunos personajes la mar de interesantes. «Surgen por doquier —como reconoce Bernardo Domínguez—, como es el caso de Los Licona, el Mosén, el Bizco, el Mulero, el Lego…  Y numerosos lugares curiosos y conocidos donde unos u otros sientan sus distintas posaderas».

En definitiva, una obra para disfrutar con calma y para aprender la que te ofrece Bernardo Domínguez. La tienes a tu disposición en tu librería favorita.

Razones para leer "La verdad de todas las cosas", de C. A. Cepeda

18 febrero, 2019

Entrevista a Mario Chew Santana, autor de "Coaching de Excelencia"

18 febrero, 2019