Entrevista a Esteban Reinaldo Muñoz Ñañez, autor de “Una vida incompleta”

Entrevista a Esteban Reinaldo Muñoz Ñañez, autor de “Una vida incompleta”

¿Qué se va a encontrar el lector en esta obra?

No se trata de algo nuevo en el sentido estricto de la palabra.

Las historias de héroes con características excepcionales; son una constante en la historia. Sin embargo, aún entre lo ya conocido, existe cierto grado de asombro he innovación que invita al lector a identificarse con un bando, en un duelo desigual por la supremacía.

¿Por qué esta obra? ¿Qué te propones con ella?

Como ya lo he manifestado en más de una ocasión, mi meta siempre a sido la misma: darle forma a una historia, en donde el protagonista y su contraparte; cuenten con virtudes y defectos similares. De este modo se hace difícil saber quién tiene la razón. Y es el lector quien debe decidir con quién se identifica.

A título personal, considero que hacer esto hace que los personajes resulten más humanos y próximos a la gente. En la vida real no existe nadie tan ruin, ni nadie tan noble, como en los cuentos infantiles. En el fondo todos queremos sobrevivir y sobresalir, sin necesidad de presentarnos a nosotros mismos como los paladines de la justicia, o la encarnación del mal.

¿Qué recomendarías al lector antes de comenzar a navegar por las páginas de esta obra?

La historia trata temas complejos de manera recurrente y en más de una ocasión, la relación primer plano trasfondo, puede resultar sugestivo para las personas más sensibles. Es por eso que, para disfrutar la obra, es necesario dejar de lado ciertos prejuicios y ver el mundo a través de una perspectiva distinta.

Después de todo, la historia está diseñada para representar el antagonismo entre ciertas ideas complejas. Con lo cual solo se busca fortalecer la oposición entre el personaje principal, y su rival.

¿Cómo surgió la idea de escribir este libro?

Ninguna idea surge de la nada y está no es la excepción.

Ya que los aspectos más relevantes de la misma, tienen sus orígenes en un modesto borrador que redacte hace mucho tiempo. El documento estaba mal escrito y la historia que este contaba, se distancia demasiado su descendiente. Sin embargo, existe una profunda relación entre ambos trabajos.

La idea de los elixires y el ojo veraniego, proceden de la historia anterior. Del mismo modo en que Miguel resulta ser una versión reformada del protagonista que lo antecede.

Cabe destacar que este primer documento (que no era otra cosa que un rústico cuaderno), fue producido por las más extrañas razones. Pues se trató de un reto propuesta por un amigo, quien al ver mi facilidad para la escritura; se tomó la molestia de mencionar una serie de elementos aleatorios, con la esperanza de que los uniera y le diera forma a una historia.

¿Dónde te has inspirado para escribir esta obra?

La secundaria fue una época particularmente difícil para mí, y en mi memoria albergó una cantidad considerable de malos recuerdos de aquella etapa de mi vida. Fue por esos tiempos, cuando empecé a imaginar lo que haría una persona con poder en una situación extrema. Sí alguien que no fuera débil, ni ignorante (como yo mismo me sentía en esos tiempos), tuviera que enfrentarse al rechazo y la humillación.

Pero eso solo es el primer polo, existe otra fuente, la más importante: el anime.

Siempre he sido un gran fan de la animación japonesa, y siempre me ha fascinado el efecto que tienen determinados personajes, historias y lugares, en los fanáticos. Siempre disfrute de ver videos con teorías o los clásicos. ¿Quién ganaría? De allí que quisiera crear un personaje que fuera aprueba de todo. Alguien realmente poderoso.

Para brindar un ejemplo de la relación que existe entre este tipo de historias, y mi obra, he de mencionar que los doce negativos; cuentan con esa cifra entre sus miembros, gracias a que existen 12 caballeros dorados defendiendo el santuario Ateniense. Del mismo modo en que Miguel es el séptimo entre estos guerreros, en homenaje a Flora, la 8 Claymore más poderosa.

Estoy consciente de que no se trata del mismo digito. Pero cuando escribí la historia no recordaba el verdadero digito de la guerrera, y llegue a pensar que se trataba de la séptima. Para cuando me di cuenta de mi error, preferí dejar las cosas tal y como estaban.

¿Qué método utilizas a la hora de escribir?

No sé si sea un método, pero tengo una costumbre cuando menos particular a la hora de escribir.

Siempre que la personalidad de alguien me cautiva, busco la manera de capturar su esencia a través de un personaje. Es algo que puede suceder en cualquier momento, y de algún modo hace que los personajes sean más humanos.

Claro está que la personalidad del individuo que sirve de modelo, muchas veces es idealizada o vista desde una perspectiva más romántica. No se trata de alterar la realidad. Simplemente es un intento por pensar una realidad más interesante, más viva.

¿Qué reglas sigues para escribir una obra como esta?

No existe orden místico y maravilloso que te garantice que todo lo que escribas va a resultar en un éxito. Y más allá de la existencia de una serie de métodos literarios, y unas pautas lógicas imprescindibles (como la ortografía y la coherencia), se puede decir que no existen reglas a la hora de escribir.

Mi única regla es no dejar de escribir, y hacer todo lo posible por crear una historia compleja. No sé trata solo de que se pueda alcanzar el éxito. Se trata del legado que se puede crear a partir de una historia, y las diversas sensaciones que está puede transmitir.

Mientras haya algo más allá del mensaje central, (por más mínimo que sea) se podrá hablar de un relato maravilloso.

Valora brevemente Difundia Ediciones.

Debido a su naturaleza efímera. El vídeo no me permitió expresarme adecuadamente; en lo que se refiere a mi conformidad con los servicios prestados. Por lo que aprovecho este medio para manifestar mi enorme satisfacción.

Desde el principio se mostraron amables y comprensivos, te hacen sentir que es la primera vez que contestan tus preguntas. Aun cuando lo hacen todos los días, con miles de personas que se encuentran en tu misma situación.

Sí me refiero a mi caso personal, puedo decir que su paciencia fue digna del más grande de los elogios. Tuvieron que esperar y esperar a que contará con los recursos necesarios, para pagar los derechos de edición. Y cuando la situación se invirtió y tuve que esperar para recibir el manuscrito definitivo, me encontré con profesionales, que en un abrir y cerrar de ojos publicaron mi obra.

Razones para leer "En el país de los Robots"

1 abril, 2019

Claves para tener en cuenta a la hora de escribir novela histórica

1 abril, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *