Reseña de “Crónica de un Rolandito”

Reseña de “Crónica de un Rolandito”

La historia que nos trae Luis Seguel Arriagada es una mezcla de ficción con hechos reales para componer el paisaje de una época que se rompió de manera abrupta con la llegada de Augusto Pinochet al poder. Un retrato no de un problema, sino de una serie de problemas que precedieron a la llegada de la dictadura.

Hechos reales, te decíamos. Varios de los que recoge Luis Seguel Arriagada en esta Crónica de un Rolandito son reales. Lo único que ha tenido que hacer es modificarlos para que el relato tuviera la continuidad que deseaba, pero son el reflejo de una época que dio paso a otra bien distinta.

Porque lo que vas a encontrar en esta novela es una secuencia de los hechos durante el gobierno de Salvador Allende. Incluso se puede hablar de una crítica al mismo, pero también a los actores políticos de la época, que no supieron ver —o manejar— los problemas que aquejaban a Chile.

Así, Arriagada narra la vida de distintos jóvenes durante el periodo comprendido entre marzo de 1972 y el 11 de septiembre de 1973; jóvenes que, como tales, debían de estar dedicando su vida a estudiar, a formarse de cara al futuro y a vivir como les correspondía, y no a preocuparse por las vicisitudes que se narran en Crónica de un Rolandito.

Una historia cruel, vívida y lúcida de unos tiempos convulsos, de una época que se recibió con esperanza y que terminó de la manera más abrupta posible con la llegada de la oscuridad y de todo lo que la acompaña. Y siempre presente el hecho de que es necesario aprender de la propia historia y tenerla bien presente para no volver a cometer los errores del pasado. Que, por desgracia, esperan la oportunidad para desatarse de nuevo.

Reseña de "Marlakh El espejo de Nimue"

29 noviembre, 2018

Entrevista a Jhansir Jackson Páez Bloom, autor de "La prometida"

29 noviembre, 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *