Reseña de “El día que se me ensució el parabrisas”

Reseña de “El día que se me ensució el parabrisas”

La felicidad está al alcance de la mano, y muchas veces no somos conscientes de tenerla más cerca de lo que parece. Eso le sucede a la protagonista de El día que se me ensució el parabrisas. Una historia llena de aristas a las que deberías hincar el diente.

Luis Alberto González Fernández es autor de El día que se me ensució el parabrisas y también de La noche que se perdió el candelabro, de la que te hablamos hace unos cuantos días. Historias en las que los sentimientos juegan un papel destacado.

En esta ocasión, la historia se centra en una muchacha cuya vida familiar es un camino de espinas: familia pobre que la desorienta durante su etapa escolar, hasta el punto de que está a punto de suicidarse. Sin embargo, consigue terminar los estudios y encontrar trabajo. Y ahí cree haber descubierto al amor de su vida. La realidad, no obstante, le demuestra que las apariencias engañan, y mucho.

Una novela, en consecuencia, en la que la felicidad juega un papel importante. La felicidad y el amor, mejor dicho. Porque si la protagonista de esta novela busca una y otra cosa, lo hace sin ser consciente de que la tiene al alcance de la mano. Más en concreto, en forma de amiga a la que conoció en el hospital tras intentar suicidarse, como también le ocurrió a aquella amiga. Una chica lesbiana que la apoyó de manera psicológica, y que está enamorada de ella.

De sentimientos, decíamos, esta novela. Porque Luis Alberto González Fernández sabe jugar con los sentimientos de sus personajes. En todo momento muestra las sensaciones que experimentan y de qué manera afectan a su vida, a sus decisiones; decisiones que te mantendrán en vilo durante toda la lectura hasta llegar a final, cómo no, marcado por dichas decisiones.

Reseña de "La noche que se perdió el candelabro"

29 noviembre, 2018

Curiosidades de "Los soldados del Rey Invisible"

29 noviembre, 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *