Reseña de “La suerte de estar vivo”

Reseña de “La suerte de estar vivo”

Nacer es una suerte, pero aún más lo es vivir. Eso es lo que quiere inculcarte Javier López Facal, autor de La suerte de estar vivo, un alegato para disfrutar de una vida inteligente y placentera a pesar de todo.

A lo largo de la historia, vivir se ha considerado un milagro, y todavía se sigue considerando. El simple hecho de nacer ya lo era, pero no lo era menos salir adelante en medio de circunstancias poco o nada favorables, en la mayoría de los casos.

Y eso lo sabían las madres, que tomaban la determinación de sacar a sus criaturas adelante pasara lo que pasara. Todo era, y es, una cuestión de suerte, del azar: se puede nacer y morir a las pocas horas, a las pocas semanas, a los pocos meses, a los pocos años… O no. O ni siquiera nacer. La vida. El azar, el destino.

¿Qué pretende Javier López Facal con La suerte de estar vivo? Inculcarte la idea de que vivir es lo más maravilloso que hay. Y lo hace desde su atalaya particular, una jubilación –profesor de investigación del CSIC– que vive con ironía y templanza. Y eso le permite, entre otras cosas, animarte a vivir la vida de una manera relativamente tranquila, disfrutándola como debe ser, y no dejar que minucias sobreactuadas o problemas inventados te la estropeen por nada en el mundo. Porque existen desgracias inevitables –la muerte, enfermedades, accidentes–, que nos golpean con mayor o menor frecuencia. Desgracias, en suma. Pero lo que no podemos hacer, argumenta Javier López Facal, es dejarnos amedrentar ni superar por las trampas artificiales e innecesarias del día a día. Se trata de vivir, y la vida es un regalo que no se puede desperdiciar así como así.

Una obra, en definitiva, para saborear la vida.

Curiosidades de "Los soldados del Rey Invisible"

29 noviembre, 2018

La historia de "Alguien anda detrás del presidente"

29 noviembre, 2018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *