Reseñas

Reseña de Tenebrae, los amos del castillo

Tenebrae. los amos del castillo

Reseña de Tenebrae, los amos del castillo

“Encerradme si queréis, pero recordad mis palabras: algún día me liberaré de esta prisión, y cuando lo haga tened por seguro que prepararé mi venganza”. Palabra y palabras de Lornoke. ¿Que quién es Lornoke? El protagonista de Tenebrae, los amos del castillo, la nueva novela de Víctor Mancera Iruela. ¿Te animas a leerla? Lornoke estará encerrado en una prisión de cristal por toda la eternidad, pero no sería bueno esperar tanto para conocer su historia…

Porque Lornoke no permanecerá toda la eternidad encerrado en esa cárcel de la que te hablábamos unas líneas más arriba. Para empezar, porque Lornoke es un arcángel, y después porque fue liberado por ángeles leales a su causa.

Vale, ¿y cuál es su causa? Más justa no podía ser, desde luego: concienciar a sus semejantes para guiar a los mortales por un camino mejor. Ideal que no compartían todos los primeros, visto lo visto, razón que le llevó a ser encerrado en la referida prisión de cristal.

Ya libre, Lornoke se dedicará a trazar la estrategia de su venganza. Que no es otra que la creación de una nueva nación: Tenebrae. Y dentro de ella, su propio castillo, su reducto y bastión, la fortaleza en la que resguardarse y esperar el momento para completar su venganza.

Y es ahí donde surge la figura de Celestia. Y es que Celestia es… Un problema para Lornoke. Pero no el mayor ni el más grande comparado con lo que se le avecina: ni más ni menos que los reinos de Altair y Miklan. Reinos donde las armas ya resuenan, se afilan las espadas, se gritan cánticos de ánimo, de irreductible valor guerrero. Su deseo es claro: borrar del mapa la nación recién creada por Lornoke.

¿Y qué piensa hacer Lornoke? ¿Cómo hará frente a las amenazas de los reinos de Altair y Miklan?

Tenebrae, los amos del castillo, te está esperando…