El viaje de un bastardo

El viaje de un bastardo

Bernardo Domínguez Martín ha decidido regalarnos una gran novela, Tres momentos en la vida de un bastardo, en la que repasa la hija de Rodrigo, supuesto hijo bastardo de Felipe II, el Rey Prudente. Un precioso viaje al siglo XVI para conocer sus gentes y una época de la que, todavía, queda mucho por escribir.

Lo primero que llama la atención de esta historia es la labor de documentación que realiza el autor, embarcándose en una aventura que le lleva a recorrer buena parte de la mitad del siglo XVI, la que corresponde con el reinado de Felipe II tras la renuncia de su padre, Carlos I de España y V de Alemania. Y lo segundo, la posibilidad, precisamente, de conocer la vida de dicho siglo a través de los ojos de ese presunto hijo bastardo del monarca, Rodrigo; que le conducirán por nuevas y viejas tierras, pero también a ser protagonista de episodios que bien podrían haber cambiado la historia de España.

Y ese es el segundo aspecto destacable de la novela: la habilidad de Bernardo Domínguez Martín para recrear aquellos momentos —conspiraciones, el mundo de las Indias y sus misterios, el descubrimiento de un mundo nuevo lleno de riquezas, pero también de odio y violencia— y hacerte partícipe de ellos como si fueras el mismo protagonista.

Porque su variedad de escenarios es variopinto a la par que enriquecedor: desde Burgos hasta Valladolid, separadas por apenas doscientos kilómetros en la actualidad, pero por muchos años en la vida de Rodrigo; pasando por Sevilla o Cartagena de Indias, donde conocerá el amor y también la riqueza.

Riqueza en forma de palabras, de escenas y detalles. Todo eso y mucho más es lo que encontrarás en esta obra que te invita a sumergirte en una de las épocas más apasionantes de nuestra historia.

¿Te animas?

Reseña de "Permite que hable el placer"

16 abril, 2019

Fuentes documentales: ¡cuidado con la subjetividad!

16 abril, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *